Para aquellos admiradores de Italia y su legado... 

    EL FLORENTINO LEONARDO DA VINCI, EL GENIO UNIVERSAL...





Leonardo ha sido siempre descrito como el arquetipo del "hombre del renacimiento", un hombre con "insaciable curiosidad" e "imaginación febril y altamente creativa". Es abrumadoramente considerado uno de los mejores pintores de todos los tiempos y quizás el mas grande genio de la historia de la humanidad.

Leonardo da Vinci nació el 15 de Abril de 1452, a unos 40 kilómetros de Florencia, en la pequeña ciudad de Vinci. Fué el hijo ilegítimo de Ser Piero da Vinci, un prominente Notario Florentino, quien no tuvo otros hijos salvo mas adelante. Ser Piero crió a su hijo personalmente, como era costumbre en aquellos tiempos, arreglando que la madre de Leonardo esposara a un oriundo del pueblo. Cuando Leonardo cumplió los 15 años, su padre lo encargó a Andrea del Verrocchio, el artista mas conocido de Florencia en aquellos tiempos y talento del renacimiento....

Era un pintor, arquitecto, inventor y estudiante de todas las cosas científicas. Su genio natural ha cruzado tantas disciplinas que él personificaba el término hombre renacentista. Hoy en día sigue siendo más conocido por su arte, incluyendo dos cuadros que siguen figurando entre los más famosos y admirados del mundo: Mona Lisa y la Última Cena. Leonardo era mucho más que un gran artista: tenía una de las mejores mentes científicas de su tiempo. Hizo observaciones cuidadosamente y llevó a cabo investigaciones en campos que van desde la Arquitectura y la Ingeniería Civil a la Astronomía, Anatomía y Zoología, Geografía, Geología y Paleontología.

Habiendo crecido en su casa de sus padres, los Vinci, Leonardo tuvo acceso a textos académicos propiedad de familiares y amigos. También estuvo expuesto a la tradición de la pintores de la familia Vinci, y cuando estaba cerca de los 15 años, su padre le mandó a trabajar como aprendiz del renombrado taller de Andrea del Verrochio en Florencia. Incluso como aprendiz, Leonardo demostró su talento colosal. En efecto, su genio parece haberse plasmado en un número de piezas producidas por el taller Verrocchio del período 1470 a 1475. Por ejemplo, uno de los primeros logros de Leonardo fué pintar un ángel en la pintura "Bautismo de Cristo" de Verrochio, demostrándose Leonardo mucho mejor que su maestro Verrochio quien a raíz de esto decidió nunca volver a pintar. Leonardo permaneció en el taller de Verrocchio hasta el año 1477 cuando montó un taller para sí mismo.

 

En busca de nuevos retos y dinero, entró al servicio del duque de Milán en el año 1482, abandonando su primer encargo en Florencia, "La Adoración de los Magos". Pasó 17 años en Milán, dejando esta ciudad sólo después que el duque Ludovico Sforza cayera del poder en el año 1499. Fue durante estos años que Leonardo alcanzó nuevas alturas en el campo científico y artístico.

 

El duque mantuvo a Leonardo ocupado en pintura y escultura y en diseño de corte elaborado para festivales, pero también puso a Leonardo a diseñar armas, edificios y maquinaria. Desde 1485 a 1490, Leonardo produjo estudios sobre muchos temas, incluyendo la naturaleza, máquinas voladoras, geometría, mecánica, construcción municipal, canales y arquitectura (diseño de todo, desde las iglesias a fortalezas). Sus estudios de este período contienen diseños de armas avanzadas, incluyendo un tanque y otros vehículos de guerra, varios dispositivos de combate y submarinos. También durante este período, Leonardo produjo sus primeros estudios anatómicos. Su taller de Milán era un auténtico hervidero de actividad, repleto de aprendices y estudiantes.

 

Los intereses de Leonardo eran tan amplios, y tan a menudo se veía comprometido con los nuevos inventos, que generalmente no pudo terminar lo que empezó. Esta falta de materialización resultó en sólo seis obras completadas en estos 17 años, incluyendo la Última Cena y la Virgen de las Rocas, y dejó decenas de pinturas y proyectos inacabados o no realizaosa. Pasó la mayor parte de su tiempo estudiando ciencias, ya sea saliendo a observar la naturaleza o encerrando en sí mismo su taller disecando cuerpos o reflexionando sobre verdades universales.

 

Entre 1490 y 1495 desarrolló el hábito de registrar sus inventos y estudios en cuadernos meticulosamente ilustrados. Su trabajo cubrió cuatro temas principales: pintura, arquitectura, los elementos de la mecánica y la anatomía humana. Estos estudios y bocetos fueron recogidos en varios códices y manuscritos, que ahora se coleccionan con avidez por museos y particulares. (Bill Gates pagó recientemente 30 millones de dólares para el Codex Leicester)

 

Volviendo a Milán... después de la invasión por los franceses y la caida del poder de Ludovico Sforza en el año 1499, Leonardo estaba libre para buscar un nuevo patrón. Durante los próximos 16 años, Leonardo trabajó y viajó por toda Italia para un número de empleadores, incluyendo al vil Cesare Borgia. Viajó durante un año con el ejército de los Borgia como ingeniero militar y tuvo la oportunidad de conocer a Niccolo Machiavelli, autor del Príncipe. Leonardo también diseñó un puente para conectar el cuerno de oro en Constantinopla durante este período y recibió una Comisión, con la ayuda de Maquiavelo, para pintar la batalla de Anghiari.

 

En 1503, Leonardo presuntamente comenzó a trabajar en la Mona Lisa. El 9 de julio de 1504, recibió aviso de la muerte de su padre, Ser Piero. A través de las artimañas de sus medio hermanos y hermanas, Leonardo fue privado de la herencia. La muerte de un tío amado también resultó en una refriega por herencia, pero esta vez Leonardo venció a sus hermanos y logró el uso de las tierras y del dinero.

 

Desde 1513 a 1516, trabajó en Roma en un taller de mantenimiento y llevando a cabo una variedad de proyectos para el Papa. Continuó sus estudios de anatomía y fisiología humana, pero el Papa le prohibió la disección de cadáveres, lo cual verdaderamente limitó su estilo.

 

Tras la muerte de su patrón Giuliano de Medici en marzo de 1516, le ofrecieron el título de Premier pintor e ingeniero y arquitecto del rey Francisco I de Francia. Su último y tal vez más generoso mecenas, Francisco I, le proporciona a Leonardo un trabajo cómodo, incluyendo un sueldo y casa solariega cerca del castillo real de Amboise.
Aunque padece de una parálisis de la mano derecha, Leonardo era todavía capaz de dibujar y enseñar. Realizó estudios para la Virgen María, estudios de los gatos, caballos, dragones,  estudios anatómicos, estudios sobre la naturaleza del agua, dibujos del diluvio y de varias máquinas.

 

Leonardo falleció el 2 de mayo de 1519 en Cloux, Francia. Cuenta la leyenda que el rey Francisco I estaba a su lado cuando murió, con la cabeza de Leonardo en sus brazos.